Dorita OrbegosoLa figura de ´Recargados de Risa´ y el deportista de dieron el sí, en una ceremonia religiosa marcada por sorpresas y hechos curiosos y disparatados.

Tras cuatro meses de contraer matrimonio civil, Dorita Orbegoso y el futbolista Marco ‘Chemo’ Ruiz recibieron la bendición de Dios, en una ceremonia llena de sorpresas y curiosidades, en la Parroquia Santísima Cruz de Barranco.

Aunque Dorita llegó a las 8:00 de la noche en punto para iniciar la ceremonia, ella tuvo que esperar más de media hora afuera, en una elegante limosina de color blando y lunas polarizadas, debido a que otra pareja demoraba en casarse.

Superado el incidente, comenzaron a desfilar, uno a uno, los amigos y compañeros de trabajo de la actriz cómica, entre los que destacaron Carla Tarazona y Leonard León, Liliana Mass, Johany Vegas, Leslie Moscoso y Pedro Loli, Ernesto Pimentel y Leysy Suárez.

Luego llegó el turno del novio, Chemo Ruiz, quien rápidamente captó la atención de la prensa por lucir un terno de seda platinada, con una corbata blanca con brillos, que se robaron el show por su parecido con los extravagantes trajes que usaba el desaparecido Michael Jackson.

Minutos después, Dorita finalmente bajó del auto para caminar en una alfombra roja hasta el altar, con un vestido blanco que destacaba su contorneada figura y su generoso escote y con el cabello sujeto en un elegante moño y tiara.

La boda prosiguió con normalidad, y un amplio cordón de guardaespaldas que evitaron que los fotógrafos captaran a la ex bailarina y al futbolista, mientras escuchaban la palabra de Dios.

Concluida la ceremonia, la pareja de esposos, rodeada por más de diez robustos agentes de seguridad, se animó finalmente a compartir su alegría ante cámaras.

“Tenía un montón de ganas de llorar durante la misa, pero tenía que hablar luego… así que dije, mejor no. Los hijos llegarán en un par de años… ¿Luna de miel? Ya tuvimos adelantada, ya aprovechamos… Me siento feliz”, comentó Dorita.

Por su parte, Chemo solo atinó a añadir: “Estoy feliz, contento. Gracias por venir”, antes que sus guardaespaldas agredieran a los periodistas y camarógrafos presentes con empujones, para permitir el libre paso de la pareja de ‘recién casados’.

Fuente: rpp.com.pe