Dorita OrbegosoLa bailarina y el futbolista se casaron por civil, tras cuatro años de relación.

Se dieron el sí. Dorita Orbegoso y Marco “Chemo” Ruiz se casaron ayer, tras cuatro años de relación, en una sencilla ceremonia civil realizada en el Rímac, con la presencia de su familia y amistades más cercanas.

La bailarina de “Recargados de risa” no pudo controlar su emoción y lloró cuando pronunciaba el clásico “sí, acepto”. En tanto, “Chemo” Ruiz enfatizó que su unión será para siempre y no planean, por el momento, tener hijos. Para evitar el asedio de la prensa, Dorita mandó a “toldear” todo el frontis de su casa para realizar su matrimonio en privado.

La ceremonia se inició a las 3:25 de la tarde y diez minutos después la pareja se besaba tiernamente sellando su unión. La novia lució un vestido de color perla y llevaba un adorno en la cabeza.

“Me siento feliz porque este es un día especial, mis padres se casaron en esta fecha (26 de setiembre) y casi por estos días nos conocimos… gracias a todos por acompañarnos porque será para siempre”, dijo “Chemo” Ruiz, en sus primeros segundos como esposo.

A su vez, Dorita, muy nerviosa y con los ojos llenos de lágrimas, añadió: “Estoy feliz porque está mi familia, las personas que quiero y mi nueva familia. Te amo mucho, hoy (ayer) es tu cumpleaños, eres el hombre de mi vida y te amo con todo mi corazón… lloro porque soy feliz, pues me enseñaste que existe el amor verdadero”, expresó emocionada.

Luego, la pareja bailó el clásico tema de Chayanne, “Tiempo de vals”.

Precisamente, Anselmo Ruiz, padre del futbolista del Inti Gas, tomó la palabra y agradeció a todos por su asistencia y le pidió a su hijo que le traiga nietos en el más breve plazo. Posteriormente, los flamantes esposos empezaron la fiesta bailando el tema “Te voy a hacer feliz”, del grupo boricua “Costa Brava”.

La reunión, que era solo para 50 invitados, tuvo algunas figuras conocidas como Karla Tarazona, Liliana Mass y los futbolistas Joel Herrera y Renzo Benavides. Asimismo, se conoció que la decoración estuvo hecha en base a flores naturales blancas, y que la torta era de cinco pisos. Además, cuatro mozos atendieron a los invitados, quienes degustaron bocaditos y un almuerzo criollo.

Fuente: trome.pe