Dorita Orbegoso no quiere estar solita mientras su novio, Marco “Chemo” Ruiz se gana los frejoles jugando por el club Sport Ancash. Por ello, anhela tener un hijo del futbolista el próximo año.

“Lo hemos pensado, por eso ya le dije que quiero un hijo suyo”, refirió la morocha ante la mirada desconcertada del pelotero, que simplemente atinó a sonreír.

Por lo pronto, anoche el flamante jugador del Ancash viajó para incorporarse a su equipo, pues tiene contrato por cinco meses.

“Estaremos viéndonos constantemente. Si Dorita no viaja conmigo es porque en Ancash se va aburrir”, dijo el jugador que la noche del viernes hizo de príncipe en el circo de Alfredo Benavides.

El pelotero aprovechó la ocasión para pedir que no lo comparen con Tenchy Ugaz, pues no tiene intenciones de serle infiel a su amada Dorita, mucho menos ridiculizarla.

“No seré como Tenchy, yo respeto a Dorita y la relación que tenemos”, declaró el deportista negando categóricamente que pueda sacar los pies del plato.

Tanto Dorita como “Chemo” desmintieron planes de boda, tal como lo afirmó la revista de Magaly Medina.