Dorita OrbegosoLa parejita coincide que ‘el amor lo puede todo’ y los ha cambiado para ser mejores personas.

Tiempo de perdón. Dorita Orbegoso y Luigi Carbajal fueron elegidos para interpretar a María Magdalena y Jesús, en la clásica obra musical “Jesucristo superstar” en el estadio municipal de la ciudad del deporte, en Ventanilla. La parejita aceptó participar en dicha puesta, porque viven una nueva etapa en sus vidas donde reina el amor y la comprensión.

“Me emocioné cuando me propusieron el personaje, porque siempre lo había visto en televisión y me fascina el papel de Jesús. No solo por ser el protagónico, sino que vive una serie de emociones fuertes. Pasa por el dolor y la angustia, pero te deja el mensaje que el amor es más fuerte que todo y todos”, asegura Luigi.

De igual manera, Dorita señaló que el amor era el motor de la vida “y María Magdalena tenía mucho amor para Jesús. Lo ama de una manera personal, diferente… y es feliz. Además, él la ayuda a encontrar un rumbo a su vida, darle una nueva oportunidad y ver el mundo diferente”, acotó.

¿Diríamos que Luigi podría ser el verdadero Jesús en tu vida, porque has vuelto a confiar en el amor y te das una nueva oportunidad?
No puedo decir que sea Jesús, pero cuando terminé mi relación se fue convirtiendo en mi amigo, y fue ahí cuando nació nuestra relación. Y es cierto, ambos nos hemos dado una nueva oportunidad en el amor. Se ha vuelto hogareño, mucho más tranquilo y podemos compartir muchas cosas.

Luigi, ¿cómo serás al interpretar a Jesús?
Bueno, el mensaje es siempre el mismo, que todos podemos cambiar con amor. Y creo que estoy viviendo una etapa diferente en mi vida y esto es el motor para tomarlo como un testimonio. Por ahora pensaron en mí y me dieron la oportunidad de interpretarlo. Quizá antes no le hubiera hecho caso, pero así son los designios de Dios y voy a poner todo mi esfuerzo.

O sea, eres un hombre nuevo…
No nuevo, pero sí mejorado, ja, ja. Recargado, diría… y de amor. Y, bueno, no solo en Semana Santa se debe reflexionar, pues los cambios en nuestras vidas llegan cuando uno menos lo espera. Yo solía reunirme con amigos a tomar, pero ahora lo he cambiado por mis padres, mis hijos, por Dora… en la vida, siempre se debe poner las cosas en la balanza.

Fuente: trome.pe