Genesis TapiaLa bailarina dice que “Chemo” Ruiz se hizo conocido por su matrimonio con Dorita.

Curvilínea, sexy, pelirroja y atrevida. Así es Génesis Tapia, quien en las últimas semanas ha dado que hablar por su fugaz romance con “Chemo” Ruiz, su bronquita con su ex amiga Katty García y sus polémicas declaraciones. Pero esta joven mujer asegura que, en el fondo, es una chica tierna, a sus 20 años tiene derecho a equivocarse, le gustan los chicos malos y “atrasó” a una cumbiambera.

¿Eres una mujer marcada por el escándalo?
Sí, pero ese tema (su salidita con “Chemo” Ruiz) ya lo superé y ahora todo lo que estoy consiguiendo, como mi participación en la película “El guachimán” y la miniserie “Gamarra”, es por méritos propios. Además, voy a debutar con un personaje polémico en la obra de teatro “Burdel” y sigo con mi trabajo como animadora.

Pero en estos últimas días, te has ganado muchos enemigos y enemigas.
Lo que pasa es que soy superdirecta, tal como soy en las pantallas… y afuera, también lo soy. En el Perú hay mucha hipocresía y cuando aparece una persona que te dice todo en la yugular, al otro día te chancan, te amenazan con denunciarte… pero soy libre de decir y pensar lo que quiera… Acepto las críticas, porque no soy monedita de oro para gustarle a todos.

¿Qué piensas que ahora “Chemo” Ruiz está de conductor de televisión y cantante?
Ja, ja, ja… “Chemo” se hizo conocido por casarse con Dorita y ahora hace animación, después de salir conmigo.

De verdad, ¿te enamoraste de él?
Fue una ilusión… alguien te puede cortejar, puede haber “química”, pero después te das cuenta que no es la persona que esperabas. Yo recién tengo 20 años y tengo derecho a equivocarme. Ahora tengo un nuevo amor y creo que tenía que darme otra oportunidad para enamorarme.

¿Es alguien conocido?
Es modelo, ha hecho algunos comerciales en Perú. Lo conozco de hace un tiempo, pero no radica aquí. Vendrá en diciembre para pasar un tiempo juntos.

¿Sabe tu historia con “Chemo”?
Por supuesto, y tiene la suficiente confianza en mí para saber que ya no pasa nada.

¿Cómo te gustan los hombres?
Soy un poco loquita. Me gusta que sea un caballero, pero que tenga una personalidad fuerte, porque yo soy así. Si estuviera con un débil, lo trataría como un muñeco… me gustan los chicos malos (risas).

¿Y eres igual de loquita y fuerte en la intimidad?
Soy como un cóctel… apasionada, cariñosa, un poco atrevida… de todo un poco.

¿Has “atrasado” a alguien?
La última vez atrasé a una chica de la cumbia (risas), pero bueno, creo que ahora están saliendo y se les vio comiendo en el “Kentucky”.

¿Te refieres a Katty García?
Bueno, tampoco es que la atrasé. Yo sabía que se conocían, pero no que estaban saliendo.

¿Y por un hombre perdiste a tu amiga?
Katty era mi amiga, pero se molestó cuando salí con “Chemo”. Pienso que por ahí hay celitos de mujer… dice que me va a demandar porque según ella le dije “zorra”, lo cual no es cierto, así que mejor espero sentada porque me voy a cansar. Yo quiero decirle a ella que no quede como loquita, diciendo que me va a demandar. Ella es una chica guapa, que se dedique a su carrera, a su trabajo y no caigamos en la vulgaridad de los dimes y diretes.

¿Alguna vez te han sido infiel?
Sí, siempre me ha gustado estar con hombres mayores, y he llorado por amor. ¿Quién no?

Es que muchos te ven como una mujer fatal.
El cabello rojo es el culpable (risas)… pero la verdad es que soy una chica sensible y vivo pendiente de mi familia, porque en lo emocional y económico mis padres dependen de mí. Soy mucho más sensible de lo que suelo mostrar en cámaras.

Tendrás muchos pretendientes…
Los hombres me ven como una sex symbol, me dicen qué tales piernas, qué tal “popó”, pero las pocas parejas que he tenido saben que soy una mujer tierna, que me gusta engreír y que me engrían.

Nadie te va a ver como una chica tierna si apareces en un evento con un vestido totalmente transparente.
Ja, ja, ja. Estaba con un bikini debajo del vestido… qué tiene de malo, así voy a la playa y encima me saco el sostén para broncearme mejor. Creo que no cometí ningún exceso, es una transparencia larga y punto.

No digas el nombre de la playa donde haces topless, porque se llenará de mañosos.
No. Además, después, me ampayan.

Fuente: trome.pe